miércoles, 5 de mayo de 2010

Respuestas jefes de cuadrilla (y IV)

Hoy viene la última entrega de las respuestas a este encuentro digital. Hemos dejado reservado para el final las preguntas que se han dirigido a los costaleros a título individual entre las que se encuentra sin duda algún plato fuerte.

COFRADE.- Para Zambrana, ¿cuál ha sido la mejor y peor diferencia con el andar y discurrir del año pasado? ¿El año que viene, vais a introducir nuevos cambios?

ZAMBRANA: Pues la única diferencia respecto al andar del año pasado fue los pasitos que metí en la salida con “…y al tercer día”, el resto de la procesión andamos igual si te refieres a los cambios, y respecto al discurrir de la procesión, lo más positivo es que este año no hemos tenido ningún percance y todo ha salido bien.

No hay pensado introducir ningún cambio pensando en el próximo año.

SALUSITO.- tu cargas en la Cena verdad??? Se parecen en algo las dos cuadrillas??? Esos cenutrios buenos…..

ZAMBRANA: Buenas salusito, yo cargué durante varios años en la Cena, pero el año pasado dejé de salir.

Respecto a las dos cuadrillas, con todos mis respetos a la cuadrilla de la cena, yo creo que en la nuestra hay más unidad, somos más una piña.

AGUADOR DE NOVENA.- ¿Cree usted que la Cuadrilla del Resucitado tiene su propia personalidad?, o bien ¿Usted cree que se deja influir por otras cuadrillas? ¿Cómo valoraría la madurez de todos los miembros que componen la cuadrilla desde el primer año hasta este último?

ZAMBRANA: Yo creo que intentamos tener una personalidad propia, lo que pasa es que como en todos los pasos tenemos costaleros de muchas hermandades y es inevitable que se traigan ideas o costumbres de dichas hermandades, pero lo que intentamos es que cuando se esté en el Resucitado se piense en el Resucitado (y a veces lo conseguimos jajaja).

Respecto al tema de la madurez, el problema es que tenemos mucha diferencia en cuanto a las edades de nuestros costaleros pero, salvando algún caso, mi valoración es positiva.

COSTAL.- Teniendo en cuenta que nunca habéis calzado a los 30 que caben en el paso, ¿qué te parece que tu capataz no haya querido que carguen costaleros que han acudido a ayudar el Domingo de Resurrección? Me gustaría que contestase Alberto Zambrana.

ZAMBRANA: Pues yo te contesto encantado Costal. Lo primero es decirte que lo ideal sería calzar 30 costaleros, pero que tanto por el peso como por las dimensiones del paso, calzamos 25 sin ningún problema. Luego decirte que la idea de las ayudas del Domingo de Resurrección no hay que cargársela solo al capataz ya que esa decisión la tomamos hace ya un tiempo y es la misma de todos los años: si un costalero no ensaya no sale el Domingo de Resurrección, así que si se critica este tema, la culpa la tengo yo tanto como él.

Esto no consiste en cargar en tu hermandad y levantarse el Domingo con ganas y meterte en el Resucitado, nosotros estamos con los brazos abiertos para que se meta quien quiera en nuestra cuadrilla, pero pedimos un poco de seriedad y si se quiere cargar, que menos que asistir a algún ensayo para conocer la cuadrilla y el modo de andar y trabajar que tenemos.

NÚÑEZ .- Para Javi López, ¿cómo te sientes que tu capataz te haya elegido como uno de los jefes de cuadrilla? ¿No crees que al ser jefe de cuadrilla, te implicas más en el resucitado que en tu verdadera hermandad? ¿Cuándo te vas hacer hermano del resucitado? Y mójate, ¿quién de tus tres capataces lo hace mejor y os cuida u os mima?

JAVI: Es un orgullo haber sido elegido unos de los “jefes de cuadrilla” y así poder ayudar a la cuadrilla de Jesús Resucitado en su consolidación y poder transmitir mis poquitos conocimientos para la formación de nuevos costaleros.

En lo referente a la hermandad “Pasión”, mi implicación ha sido constante desde su fundación hasta hoy en día, no creo que haya ninguna duda sobre mi participación en mi hermandad.

¿Hermano del Resucitado? No he llegado ha planteármelo.

¿Qué capataces lo hace mejor o peor? Tengo más feeling con Juandi (Capataz) y con Víctor (Contraguía) ya que son viejos conocidos de Pasión, mientras que con Juan Castro traté ya con él una vez metido en el Resucitado. No hay un capataz que sobresalga por encima del otro ya que son un todo que realizan su trabajo por igual. Tenemos la gran suerte de ser “amigos” de nuestros capataces.

PATERAZO.- Para Javi, ¿Cómo te gustaría la forma de andar del Resucitado? Sinceramente. ¿Cómo ves a algunos costaleros de TÚ cuadrilla, son buenos, están aún un poco verdes?

JAVI: ¿La forma de andar? Como ya he comentado en otras respuestas, se está trabajando para fabricar un estilo propio, hoy en día se hace en hincapié en “ir siempre de frente”, “zancada larga y reposada”… proporcionando así una base donde crecer en el futuro. Poco a poco se van introduciendo nuevos cambios y evolucionando en la forma de andar.

¿Cómo veo a algunos costaleros de la cuadrilla? En conjunto la cuadrilla actual es aceptable. Aunque no se pueda individualizar, está claro que un costalero que lleve uno o dos años le queda muchísimo por aprender. Los capataces y el resto de la cuadrilla debemos ayudarles para minimizar el tiempo de adaptación.

El gran problema es que gran parte del aprendizaje que se consigue en seis o siete ensayos se pierde en el tiempo que transcurre entre la Semana Santa y el primer ensayo del año siguiente.

AGUADOR DE NOVENA.- A Javi, me consta que su trabajo, al igual que el de su compañero Zambrana, está siendo muy positivo para la cuadrilla y para la Prehermandad, ¡Enhorabuena a ambos! ¿Qué virtudes y defectos le ve usted a esta cuadrilla?, ¿Es usted tan perfeccionista como algunos perjuran?.

JAVI: Muchas gracias “AGUADOR DE NOVENA”. ¿Virtudes y defectos? Muchísimas más virtudes que defectos, aún así le voy a dar la misma respuesta a las dos, la juventud. Mientras que por un lado da mucho juego para trabajar y moldear la cuadrilla, por otro lado esta juventud se refleja en una falta de madurez propia de la edad.

¿Perfeccionista? Me conoce bien jeje. Me considero bastante exigente, primero conmigo mismo. No hay nada en la vida que no se pueda superar, por ello exijo lo máximo dentro de unos parámetros normales. No hay cuadrilla perfecta, y por ello siempre es bonito mejorar la estación de penitencia del año anterior, así consiguiendo una línea ascendente.

Siempre hay que mejorarse.

OIDITO.- Para Javi López. ¿Crees que tu capataz iguala en condiciones? ¿Piensas que los calzos son buenos o malos? ¿Se pueden evitar? ¿Crees que tus capataces deben mejorar?


JAVI: Cuando hay once calzos para veinte y seis costaleros está claro que algo falla y no es solo culpa de los capataces, nosotros los costaleros influimos en ello cuando vamos a la igualá trece personas o cuando no asistimos a los ensayos (tengamos o no excusa). La igualá no es fácil y más cuando hay que encajar los costaleros como si fueran piezas de tetris.

Todo es mejorable.


¿Los calzos? Empeoran el rendimiento de la cuadrilla, aunque es prácticamente imposible eliminarlos todos.


¿Mejorar los capataces? Todos debemos mejorar.